Comando del FMLN enterró a cuatro personas en la iglesia de Corinto, Morazán.

La Fiscalía General de la República (FGR), inició excavaciones en el patio del costado derecho de la iglesia católica “San Pablo Apóstol” del municipio de Corinto, en el departamento de Morazán, luego que fueran encontradas cuatro osamentas, que fueron víctimas de uno de los grupos que integraba el FMLN durante los años ochenta.

Según el coordinador Fiscal, Julio César Larrama, las primeras diligencias de investigación, entre las víctimas está el ex alcalde de dicho municipio, Pablo Berríos, un miembro de la defensa civil, así como dos civiles más, que tenían entre 37, 40 y 65 años.

“Los testimonios preliminares aseguran que, en una incursión militar en el pueblo, realizada en febrero del año 1982, a cargo de la guerrilla que operaba en la zona, obligó a las víctimas a refugiarse en el templo”, señala la fuente fiscal.

De acuerdo a las investigaciones, las cuatro personas fueron asesinadas y posteriormente enterradas por los pobladores. El hallazgo de los restos fue posible por los trabajos de reconstrucción que se realizan en la iglesia.

Las osamentas fueron extraídas la semana pasada, entre el 6 y 10 de enero de 2020, indicó el Ministerio Público.

Este proceso se suma a los 186 expedientes de víctimas del conflicto armado a nivel nacional, que tiene a cargo el grupo de Fiscales. Y particularmente en Morazán, en el caso conocido como la “Masacre de El Mozote” y lugares aledaños, cometida por miembros de la Fuerza Armada en el marco de un operativo militar a gran escala, entre el 10 y 13 diciembre de 1981.