Remesas familiares crecieron 6% en enero 2020

Durante el mes de enero El Salvador captó $424.5 millones en concepto de remesas familiares, lo cual representa un crecimiento del 6% en comparación con el mismo período en 2019, informó el Banco Central de Reserva (BCR), en su informe mensual.

Un total de $23.9 millones adicionales entraron a la economía salvadoreña; el año anterior se recibieron $400.6 millones.

En ese sentido, el BCR identificó que 1.5 millones ingresaron al sistema financiero en concepto de ingreso de remesas, con un crecimiento de 3.6% comparado con 2019.

Las instituciones bancarias participaron como agentes en el pago del 40% del total de remesas, equivalentes a $169.8 millones; otras empresas como federaciones, cajas de crédito y empresas dedicadas exclusivamente al pago de remesas liquidaron el 57.9% del total, es decir, $246 millones.

Según el documento, el 95% de los ingresos provino de los Estados Unidos. Lo que se traduce en $403 millones (incrementando a 6%); le sigue Canadá, España, Italia y México, que en conjunto constituyen el 1.9% de las mismas.

Los departamentos de Sonsonate Cuscatlán y San Salvador fueron los que más ingresaron aportes del exterior; la zona central del país concentró el 37.4% y en la zona oriental, el 31.3%.

En el caso de San Salvador, captó el 55%.

San Vicente, La Unión y Morazán (en el oriente del país) registraron una tasa de crecimiento positiva, pero de las más bajas.

Los tres con mayor recepción son las cabeceras departamentales de San Salvador, San Miguel y Santa Ana.

La entidad financiera confirmó que las cifras positivas son gracias al crecimiento económico del 2.1% de Estados Unidos en 2019; según lo que recogió el Buró de Análisis Económicos (BEA por sus siglas en inglés).

El crecimiento económico y el empleo de los Estados Unidos son dos variables determinantes en el ingreso de remesas familiares, ya que su desempeño influye en la economía de quienes envían las remesas a los hogares salvadoreños.

En Estados Unidos, la tasa de desempleo total e hispana registrada fue de 3.6% y 4.3%, menores a las registradas el año anterior con 4% y 4.9%.