Julio Olivo cuestionó al Gobierno porque aún no entrega el presupuesto para elecciones 2021

“La pregunta es ¿Nos van a dar presupuesto antes del 27 de febrero?”, dijo Julio Olivo, magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) sobre el presupuesto extraordinario para el proceso electoral de 2021 que aún no ha sido aprobado.

De acuerdo con Olivo, dentro de una semana se cierra el plazo para que los ciudadanos puedan hacer el cambio de domicilio en su Documento Único de Identidad (DUI) en concepto del voto residencial y debido a la falta de presupuesto, no se ha dado promoción a esta información, entre otras; por lo que “muchos ciudadanos podrían quedarse sin votar”, dijo.

El magistrado explicó que con el atraso en la aprobación del presupuesto de parte del Ejecutivo para el proceso electoral, las actividades ya no se llevarán a cabo de acuerdo a lo justificado en el Plan General de Elecciones (PLAGEL), producto de todas las reuniones con los diferentes organismos del Tribunal.

“Las estratagemas de parte del gobierno consiste en que: en la medida que pasan actividades del calendario electoral, y yo (refiriéndose al gobierno) meto show, mensajes o distractores, reuniones en dos semanas, corren las fechas del calendario (…) En la medida que pase más tiempo, tengo que desembolsar menos”, ironizó Olivo.

Algunas actividades se han realizado utilizando el presupuesto ordinario del TSE, pero ese es destinado para el pago de los trabajadores y las necesidades del organismo, por eso existe un presupuesto extraordinario que se destina al proceso electoral.

“Debemos tener vehículos, gasolina, brigadas y hay que ir a inspeccionar los centros de votación que utilizamos el año pasado (…) esto tuvo que haber comenzado el mes pasado, pero no hay presupuesto”, añadió.

“Hacienda pide que se justifiquen esos fondos y ya fueron justificados. Hoy solo depende de la voluntad política del Gobierno para aprobar los 55 millones o 45, lo que ellos digan”.

Además, aseguró que como tribunal siguen a la espera del resultado de los vetos presidenciales con respecto al voto para salvadoreños en el exterior; ya que en caso de que la Asamblea Legislativa decida superarlo, la Sala de lo Constitucional debe resolver si es avalado.

Por otra parte, también se espera la resolución de la Sala sobre el veto presidencial al decreto que autorizaba el voto por rostro para las papeletas de las elecciones de consejos municipales.

Todos estos procesos hacen más complicado el accionar del TSE, expresó Olivo, debido a que el tiempo es muy corto y se debe hacer las inscripciones y darle formato a las papeletas. “Esta votación es más complicada que las de años anteriores porque lleva voto preferente (por rostro), voto cruzado fraccionado y voto en el exterior”, afirmó.