Rescatan 700 gatos robados que estaban hacinados en jaulas para ser vendidos a restaurantes en China

El Ministerio de Agricultura de China anunció a principios de este mes que perros y gatos habían dejado de ser considerados ganado y que, por tanto, se prohibía su cría en las granjas para su consumo humano.

Alrededor de 700 gatos han sido rescatados en la ciudad de Linfen, en el norte de China, después de que defensores de los animales los encontraran hacinados en jaulas para supuestamente ser vendidos a restaurantes para su consumo.

Situación que se hubiese dado durante estas semanas de no haber sido por Li, una ciudadana que grabó lo que ocurría en el patio trasero de un hotel económico.

Según Li, los animales, supuestamente robados por traficantes, habían sido traídos de diferentes lugares y se encontraban a la espera de ser transportados. «Están esperando que les sirvan como comida en la mesa. Ayudenlos», alertó la mujer.

Tras ver lo que estaba ocurriendo, Linfen Small Animal Rescue, un grupo animalista, se dirigió al lugar y liberó a los 700 gatos que estaban encerrados en las jaulas con la ayuda de las autoridades.

«Hemos trasladado prácticamente a todos a espacios para mascotas. Les estamos dando agua y comida», dijo uno de sus portavoces. «Los veterinarios están verificando si hay animales heridos o enfermos»

La noticia coincide con los esfuerzos de China por extremar la protección de los animales, especialmente los salvajes, a raíz del brote de coronavirus, que, según varios expertos, saltó a los humanos de especies vendidas como alimentos en un mercado de Wuhan.

 

Fuente: RT