Inicia reunión de diputados con médicos, abogados constitucionalistas y especialistas para evaluar la aprobación de Régimen de Excepción

Punto

La Comisión Política inició las reuniones con distintos sectores especialistas en medicina y en leyes para considerar la viabilidad de decretar un Régimen de Excepción como fue solicitado por el Gobierno para dar atención y cortar con la propagación de COVID-19.

El régimen de excepción contempla, según la propuesta del Ejecutivo, la suspensión de tres garantías constitucionales: la libertad de circulación, libertad de reunión y libertad de cambiar o permanecer en el domicilio de cada persona.

A esta reunión fue convocado el Ministro de Salud, Francisco Alabí y la Directora del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), Delmy Cañas; sin embargo, no asistieron.

«Nos quedamos prácticamente sin la opinión oficial de este Gobierno», dijo el diputado Norman Quijano.

Aporte médico

Del Colegio Médico, participaron el infectólogo Jorge Panameño y el epidemiólogo, Iván Solano, quienes señalaron que se ha recurrido a los hospitales, el tercer nivel de atención, sin pasar por los dos primeros, donde se realizan acciones de promoción y protección de la salud, diagnóstico temprano, relativo a las unidades de salud y clínicas; lo que ha provocado que estos tengan alta demanda.

Es decir, «no hay protagonismo de los dos más importantes niveles, y tampoco de Protección Civil, para activar una respuesta en las comunidades», mencionó Solano.

Ante esto, el doctor Panameño reslató que como alternativa para bajar la demanda a los hospitales es la búsqueda casa por casa, «eso podría identificar pacientes en etapa temprana e iniciar tratamiento».

Así también, el doctor Adán Montes, explicó que ante la cuarentena que explica este régimen de excepción, «los datos no se justifican» y es «cansar a la población»; en su lugar, sugirió que se deben de definir los conglomerados donde está el problema, hacer la vigilancia o cerco epidemiológico focalizado y evaluar los resultados con las acciones implementadas a manera de ir cambiando las estrategias para tener el problema bajo control.

Asimismo, aseveró que tal como lo ha mencionado la Organización Panamericana de la Salud (OPS), este virus será declarado como una enfermedad prevalente, tal como el chikungunya y el zika, «costó 20 décadas para tratar el sarampión, se realizó un trabajo de cantón en cantón para identificar los casos», mencionó como ejemplo de una labor de campo.

«Hemos visto muy poco reportado y escrito de lo que se ha hecho en la parte de salud pública, medicina preventiva y vigilancia epidemiológica», enfatizó.

El Presidente del Colegio Médico, Miltón Brizuela, expresó que se necesitan medidas sanitarias focalizadas en los municipios con mayor focos de contagios.

Por su parte, el Presidente de la Asociación Salvadoreña de Infectología, Mario Gamero Rosales, afirmó que es necesario cuarentenas focalizadas para identificar casos positivos y nexos de coronavirus, en la cual participen Alcaldes, protección civil, ADESCOS y comités de salud de primer nivel.

Resaltó la necesidad de cercos epidemiológicos por municipios y vigilancia centinela, «hacer un bloqueo definitivo de entrada y salida de municipios, para realizar pruebas y localizar los focos de contagios, es indispensable».

Aporte de constitucionalistas y organizaciones

El representante de la Asociación de Abogados Constitucionalistas de El Salvador, Rogelio Canales, indicó que «el poner una legislación en todo el territorio no vale, si en mucho municipios no hay contagios, ¿para qué violentar los derechos de esa gente?»; por lo que apuntó que se debe actuar con base a zonas focalizadas y además, que se realicen planes ante una cuarentena, pues «la ley por sí misma no resuelve el asunto».

Hector Carrillo, Director de Acceso a la Justicia de FESPAD, comentó que para decretar un régimen de excepción se debe evaluar lo consignado por la Sala de lo Constitucional relativo al criterio de necesidad, donde se debe ponderar si hay medidas menos gravosas para atender la pandemia y aseguró que la propuesta del Ejecutivo no demuestra que esta suspensión a derchos abordará el tratamiento de forma idónea.

Luis Salazar de Cristosal, afirmó que el régimen «es algo que tiene sentido en el marco del nivel de expansión de la pandemia»; sin embargo, el Ejecutivo debe responder cuál es la política pública a realizar, objetivos y metas a alcanzar, conforme a esa evaluación, se puede considerar la viabilidad de este.

Además, Eduardo Escobar, Director Ejecutivo de Acción Ciudadana, recomendó a a los legisladores que busquen alternativas al Régimen de Excepción; una de ellas puede ser uso obligatorio de mascarillas o regímenes focalizados en zonas de alto contagio.