Fueron repatriados los restos del teniente coronel fallecido en Malí

Los restos del teniente coronel piloto aviador Carlos Moisés Guillén Alfaro fueron repatriados este martes desde Malí, donde falleció mientras formaba parte de la Misión Multidisciplinaria Integrada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en este país africano.

Guillén falleció el 28 de mayo de 2020.

El acto de rendición de honores tuvo la presencia del Ministro de Defensa, Francis Merino Monroy y la Ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill Tinoco, así como la familia del oficial.

Sobre este caso se expuso que se trató de un deceso por COVID-19; sin embargo, los familiares de Guillén denunciaron, en la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, que ésta no fue la razón de su muerte, sino una mala praxis.

De acuerdo con la familia, en el documento de defunción que fue extendido por las autoridades de Malí, se plasmó que el militar falleció a causa de malaria, más no por COVID-19 y se habría afirmado que fue por coronavirus como una forma de “ocultar la mala práctica médica“.