Diputados señalan que liberación de reserva de liquidez del BCR a bancos sirvió para que estos compraran CETES y LETES al Estado y financiar las transferencias de $300 a familias

Punto

El Presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Nicolás Alfredo Martínez, rindió un informe sobre los fondos que han sido recibidos en el país por la colocación de bonos en el mercado internacional o nacional este 2020 a la Comisión Especial para investigar la colocación de títulos y préstamos en los mercados nacionales e internacionales por parte del Estado Salvadoreño; así como el uso de dichos recursos y de cualesquiera otros obtenidos de empréstitos, donaciones y de reorientación del Presupuesto en el marco de la COVID-19.

Dentro de este informe, se mencionó que el BCR realizó una liberación de reserva de liquidez a bancos para que estos pudieran otorgar créditos hacendarios, entre otros, a empresas y familias por las afectaciones económicas de la pandemia, mismos que se realizaron en el mes de marzo, cuando el Estado también ofreció al mercado LETES y CETES por alrededor de $800 millones.

Este dato llamó la atención de los legisladores y realizaron los cuestionamientos para conocer si estuvo relacionado.

«Coincide la liberación de la reserva de liquidez con la oferta de adquisición de CETES por parte del Gobierno; es decir, se libera liquidez a la banca, pero simultáneamente se están colocando CETES en el mercado. Simultáneamente a esa liberación de reserva los recursos habrían servido para comprarle CETES al Gobierno, pero no hubo crecimiento en la colocación de créditos», señaló el diputado del PDC, Rodolfo Parker.

A lo que el presidente del BCR respondió que sí hubo simultaneidad, pero las decisiones de compra son autónomas de los bancos, por lo que como institución no pueden asegurar el dato.

Por su parte, Parker expuso que las transferencias de $300 a familias afectadas por las restricciones de movilidad en el país que comenzaron a hacerse en abril, fueron financiadas por la deuda interna de CETES, «con los ingresos recibidos, el Estado habría hecho las transferencias económicas de los $300».

Además, indica que esta deuda fue pagada con los $389 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que fueron autorizados por la Asamblea Legislativa en el mes de junio.

Dato que el titular del BCR afirmó que sería corroborado y notificado a la comisión por escrito.

Yanci Urbina del FMLN también se sumó a las conjeturas de la liberación de reserva de liquidez, «fue a financiar los LETES y CETES, una medida ad hoc, no tanto por un impacto, sino para liberar recursos para que la banca pudiera compralo».

En total, el Gobierno ha recibido un total de $1,595 millones en esta deuda interna a través de Letes y Cetes, de los que se han utilizado su totalidad, según el BCR.

Por otra parte, la entrega de los $300 ha sido cuestionada, debido a que la Corte de Cuentas de la República (CCR) manifestó en mayo que han tenido algunos inconvenientes para acceder a la base de datos que usó el Gobierno Central para hacer la entrega.

La Corte de Cuentas indica que se destinaron $350 millones a este fin; sin embargo, hay alrededor de 100,000 personas de las que se desconoce y se tienen dudas sobre la base de datos que se utilizó para que fueran seleccionadas, lo que forma $30 millones del que no se ha encontrado el sustento de selección.