«Esto no es una situación solo de El Salvador, todos los países tuvimos que salir a endeudarnos»: Zelaya sobre revisión de calificación de riesgo por liquidez

El Ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, manifestó que la revisión de calificación de riesgo por la agencia Moody’s Investors Rating es un proceso normal y lo atribuyó a la crisis económica que ha vivido el mundo por el COVID-19.

«Esto no es una situación solo de El Salvador. El mundo está bastante nervioso respecto de las finanzas, todos los países tuvimos que salir a endeudarnos, no hay ni uno que no haya salido a endeudarse durante COVID-19 porque a todos nos golpeó. A Guatemala le redujeron la perspectiva una semana antes que a nosotros nos pusieran en revisión», indicó en la entrevista matutina de Hechos.

Actualmente, de la calificación Aaa siendo la más alta a C, la más baja, El Salvador se encuentra en B3; por lo que evaluarán si el país implementa medidas de consolidación o ajuste fiscal, lo que también refleja que los títulos valores que se emitan, el mercado internacional podría percibirlos con riesgo a que se pague la deuda.

Según el titular de Hacienda, se tendrá una planificación sobre las medidas a tomar y se darán a conocer en su momento.

Diputados señalan que revisión de calificadora al país por riesgos de liquidez se debe a «impagos y endeudamiento sin rendir cuentas por el Gobierno»

«No hay nada diferente a lo que las calificadoras de riesgo están diciendo que lo que le está pasando a todo el mundo […] Tenemos que hacerle frente y lo estamos haciendo de manera transparente y presentando información», agregó el funcionario.

Asimismo, explicó que a pesar que la economía se esté recuperando necesitan la aprobación de préstamos por parte de la Asamblea Legislativa para restituir los fondos que utilizó el Gobierno para atender el COVID-19 y poder cumplir con las obligaciones de Estado.

También hizo un llamado a los diputados para aprobar el presupuesto 2021 a más tardar en el mes de diciembre, «sino estaremos mandando malas señales de que no puede haber acuerdo político a las calificadoras y organismos».

A inicios de este año, El Salvador tenía un nivel de endeudamiento de 70% del Producto Interno Bruto (PIB); actualmente ya refleja un aumento hasta llegar a un 82%; que para finalizar del año rondará el 92.1%; es decir, de cada $100 que produzca el país, $92.10 se utilizarán para pagar deuda.

Asimismo, el presupuesto de 2021 prevé un endeudamiento del 7.3% del PIB, que podría llegar a ser incluso del 10.9%; lo que provocaría llegar hasta un 96% de deuda el próximo año; la calificadora analizará que existan recortes de gastos y la implementación de medidas fiscales.