Facebook no planea levantar prohibición de Trump

La jefa de operaciones de Facebook Inc, Sheryl Sandberg, dijo el lunes que la red social más grande del mundo no tenía planes de levantar su bloqueo a las cuentas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al tiempo que la compañía reprimió una frase que se ha convertido en un grito de guerra para los partidarios del presidente.

Sandberg, hablando durante la conferencia Reuters Next, dijo que estaba contenta de que Facebook hubiera congelado las cuentas de Trump, lo que se produjo cuando los gigantes tecnológicos se apresuraron a tomar medidas enérgicas contra sus afirmaciones infundadas de fraude en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en medio de disturbios en Washington la semana pasada.

Horas más tarde, la compañía prohibió la frase «detener el robo» por completo, citando el uso del término para organizar eventos que impugnan el resultado de las elecciones presidenciales de Estados Unidos que tienen una propensión a la violencia.

Si Trump quisiera apelar la eliminación de su contenido, eso podría suceder a través de la nueva Junta de Supervisión de la compañía, agregó. Facebook dijo que Trump no podía apelar la suspensión real a través de la junta.

«Esto demuestra que el presidente no está por encima de las políticas que tenemos», dijo Sandberg, hablando con la columnista de Reuters Breakingviews, Gina Chon.

Durante mucho tiempo los ejecutivos de Facebook han tratado con manos de seda el discurso policial publicado por los políticos, sosteniendo que las personas tienen derecho a ver las declaraciones de sus líderes.

La compañía retrocedió un poco en esa posición y comenzó a aplicar etiquetas a las publicaciones del presidente estadounidense después de enfrentar una reacción violenta este verano, incluido un boicot publicitario, cuando se negó a actuar contra la retórica incendiaria de Trump en torno a las protestas contra el racismo en todo Estados Unidos.

Dio marcha atrás y prohibió a Trump indefinidamente en la plataforma tras los disturbios de la semana pasada, que culminaron con el asalto al Capitolio de Estados Unidos.

La retórica violenta en las plataformas de redes sociales, incluido Facebook, se había intensificado en las semanas anteriores a los mítines, ya que los grupos planeaban abiertamente las reuniones, según los investigadores y las publicaciones públicas, lo que provocó críticas a las empresas por no tomar medidas más agresivas por adelantado.

Sandberg reconoció que Facebook pudo haber pasado por alto algunas de esas publicaciones, pero dijo que creía que los eventos se organizaron en gran medida en otras plataformas.

Dijo que la compañía estaba pendiente de otras posibles protestas armadas que se están planificando para Washington, DC y en las 50 capitales estatales de Estados Unidos en el período previo a la toma de posesión del presidente electo Joe Biden el 20 de enero, lo que provocó una advertencia del FBI. 

Cuando se le preguntó por qué Facebook no había tomado medidas comparables contra otros líderes como el presidente brasileño Jair Bolsonaro y el presidente Rodrigo Duterte en Filipinas, quienes también han sido acusados ​​de incitar a la violencia en línea, Sandberg dijo que las políticas de la compañía se aplicarían a nivel mundial.