Asamblea pedirá informe al FBI por el hallazgo de ventiladores mecánicos en una bodega de Miami y que supuestamente iban destinados a El Salvador

Con el propósito de conocer sobre la donación de ventiladores mecánicos por parte de Estados Unidos a El Salvador y que estos fueron encontrados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) luego de haber sido robados en su camino al país, los diputados de la Asamblea Legislativa solicitarán información a esta entidad estadounidense.

Esto como parte de la primera sesión de la Comisión Especial para investigar la colocación de títulos y préstamos en los mercados nacionales e internacionales por parte del Estado Salvadoreño; así como el uso de dichos recursos y de cualesquiera otros obtenidos de empréstitos, donaciones y de reorientación del Presupuesto en el marco de la COVID-19.

De acuerdo con el legislador Rodolfo Parker, existe un acta de acceso a la información con el país para que un ciudadano y «sobre todo un órgano de estado», pueda requerir los datos del proceso.

«Se tomaron decisiones inmediatas por la envergadura de la donación de los ventiladores, resulta que ingresaron pero no ingresaron; la comisión especial, trae una planificación, pero decidió mandar una nota al FBI», explicó, ya que este tema no estaba previsto, sin embargo, desde el domingo 23 de agosto se dieron a conocer estos hechos.

Así también, la diputada Yanci Urbina del FMLN resaltó que debido a que esta comisión también estará encargada de conocer las donaciones que ha recibido el país en el marco de la pandemia, se vuelve imperativo indagar sobre estos ventiladores mecánicos.

El pasado domingo, el Miami Herald dio a conocer que el FBI había encontrado los aparatos valorados en $3 millones en esa ciudad estadounidense, luego que habían sido robados mientras se dirigían a El Salvador.

El hecho está siendo investigado por el Departamento de Policía de Boynton Beach, el Departamento de Policía de Miami Dade, el Departamento de Policía de Medley, el Departamento de Policía de Doral, la Oficina del Inspector General de USAID y el FBI.

Sin embargo, un día anterior, las autoridades salvadoreñas habían publicado que un cargamento con ventiladores había arribado de Estados Unidos como parte de la donación.

Ante este hecho, la Embajada de Estados Unidos aclaró que los equipos que fueron encontrados en una bodega de Miami no corresponden a la donación que realizó el Gobierno norteamericano a El Salvador.