No procede revocatoria que presentó el Presidente contra sentencia de la Sala que ordenó aprobar y publicar Ley para atender pandemia

Foto: Cortesía

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró sin lugar; es decir, sin efecto, el recurso de revocatoria que interpuso el Presidente Nayib Bukele contra la sentencia que declaró legal y le ordenó aprobar y publicar la Ley Especial Transitoria para Contener la Pandemia por la Enfermedad COVID-19.

Referida normativa fue emitida por la Asamblea Legislativa el pasado 29 de octubre, pero fue vetada por el Presidente por considerarla inconstitucional; el veto se superó pasó al conocimiento de la Sala que, por su parte, desestimó los argumentos del mandatario.

Luego de esta decisión del Máximo Tribunal, Bukele interpuso una revocatoria para anular los efectos, pues indicó que los magistrados no consideraron dos aspectos.

Para la sentencia en la que se declaró constitucional el decreto, la Sala expuso que cumplía con los mismos aspectos del 661 sobre la ley de emergencia para dar atención a la pandemia que también había declarado inconstitucional el Presidente, pero que fue desestimado.

Es decir, cumplía con los mismos aspectos, razón por la que fue improcedente la nueva inconstitucionalidad que señaló la Presidencia.

No obstante, Bukele destacó en la solicitud de revocatoria que son decretos que tienen contenido diferente, tales como la regulación de zonas epidémicas y la prohibición que la Fuerza Armada participe en entrega de canastas alimentarias a la población.

Por su parte, la instancia constitucional señaló que «el Presidente de la República no aporta ningún argumento nuevo que permita dilucidar lo erróneo de la decisión de esta sala en la resolución impugnada […] las respuestas proporcionadas a los alegatos aducidos en su momento por el Presidente comparten identidad con los expuestos en el veto al Decreto Legislativo n° 757».

El segundo aspecto que destacó Bukele fue que no se permitió escuchar los alegatos de las partes para resolver si era o no inconstitucional el decreto; quiere decir, la Asamblea Legislativa y la Presidencia misma, lo que sería una falta al artículo 138 de la Constitución de la República.

A lo que los magistrados respondieron que se estaría realizando una interpretación «literalista, asistemática y descontextualizada», de referido artículo de la Carta Magna.

Según la Sala, el alegato del Presidente de la República en este punto se vuelve «contradictorio, pues afirma que el art. 138 Cn. manda a oír a las partes intervinientes, lo que supondría que en ningún caso sería admisible declarar la improcedencia de la controversia, pero a su vez admite que existen causales “válidas” para declarar improcedente un escrito de inicio de una controversia».

Lo que significa que habiendo ya un pronunciamiento sobre la materia, es improcedente una nueva controversia sobre esta misma.

Bukele pedía que se suspendieran los efectos en los que ordenaron que la ley se mandara a publicar al Diario Oficial y entrara en vigencia; no obstante, el Tribunal manifestó que no procedía la petición.

Por lo que el Presidente tiene hasta el 22 de enero para publicarla, de no hacerlo, deberá proceder el Presidente del Congreso, Mario Ponce.