Informe estadounidense expone irrespeto a la libertad de expresión y de prensa por el Gobierno salvadoreño

La Secretaría de Estado de Estados Unidos dio a conocer su informe de Derechos Humanos sobre los distintos países del mundo en el 2020, incluyendo Latinoamérica y El Salvador, donde entre otros temas, abarcó la situación de libertad de expresión y de prensa en nuestro país.

En un apartado  del mismo nombre, la Secretaría de Estado expuso que el Gobierno irrespeta estas garantías a pesar de encontrarse consignadas en la Constitución de la República.

Asimismo, destacaron que periodistas de medios de comunicación digitales e impresos acusaron al mismo Presidente Nayib Bukele, sus funcionarios y sus seguidores de un “patrón de acoso diseñado para restringir los medios”.

Referido informe cita los testimonios que fueron recabados en la Asamblea Legislativa en la comisión por referidos ataques a la prensa, donde señalaron a la administración de Bukele de haber sido amenazados con daños físicos, el inicio de investigaciones financieras injustificadas sobre sus impuestos y fuentes de financiación, así como negar el acceso a conferencias de prensa y vigilancia a los comunicadores.

Parte del relato de la Secretaría del Estado, resalta que la Asociación Interamericana de Prensa informó el 15 de abril de 2020 que varios periodistas se quejaban de que los” trolls pro-gobierno” hostigaban, desacreditaban y amenazaban a los periodistas en Twitter.

Además, el reporte de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) que había registrado 54 violaciones al ejercicio del periodismo; entre ellas, restricciones para hacer preguntas durante las conferencias de prensa relacionadas con el manejo gubernamental de la pandemia, la destrucción de material periodístico, el hostigamiento contra periodistas independientes y el descrédito de los medios de comunicación por parte de funcionarios del gobierno.

El informe detalla que, al 27 de agosto del mismo año, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) había recibido 10 denuncias de violencia contra periodistas por parte de funcionarios del gobierno.

«Censura o restricciones de contenido: la publicidad gubernamental representó una parte significativa de los ingresos de los medios. Según informes de los medios, la administración de Bukele canceló punitivamente toda la publicidad del gobierno en el periódico El Diario de Hoy luego de que informara sobre la prohibición de algunos periodistas de las conferencias de prensa del presidente. Según APES, los medios practicaron la autocensura, especialmente al informar sobre pandillas y narcotráfico», reza parte del documento.

Puede leer el informe completo aquí.