ONU alarmada por las cifras de desplazados y refugiados en Latinoamérica

ONU/VOA
ONU/VOA

Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) Gillian Triggs contabilizó cifras alarmantes de desplazados y refugiados, solo Venezuela suma un aproximado de cinco millones de desplazados y refugiados en los últimos años.

«Las personas continúan saliendo de Venezuela para huir de la violencia, la inseguridad y las amenazas, así como la falta de alimentos, medicinas y servicios esenciales», la situación venezolana ‘se ha convertido en una de las principales crisis de desplazamiento del mundo’, aumentando exponencialmente el número de refugiados en la última década detalló, ACNUR en su reporte.

“Lo que es realmente bastante impactante es que en los últimos 10 años el número de personas que son refugiados o desplazados forzosos ha aumentado a más del doble, por lo que el número ahora es de 82,4 millones de personas desplazadas de sus hogares, ya sea en su país o más de 26 millones que han cruzado las fronteras nacionales en busca de protección en otro lugar”, explicó Gillian Triggs.

La funcionaria de Naciones Unidas ve también preocupante el acceso a refugios y protección que ha supuesto el contexto creado por la pandemia de COVID-19, al agudizar la situación para los más vulnerables que buscan amparos fuera de sus fronteras patrias.

En cifras totales, según la agencia del sistema de la ONU, se contabilizaron a nivel global 82 millones 400.000 desplazados y refugiados por diferentes causas. En el continente americano se acentúa la situación, además de en Venezuela, en Centroamérica y México.

Las masivas y constantes olas migratorias centroamericanas impulsaron a que en el reporte anual de ACNUR sobre refugiados y desplazados se destaque por primera vez un capítulo dedicado a esta región.

Para finales de 2020, la agencia registró más de 867.800 personas que habían sido desplazadas forzosamente de Guatemala, El Salvador y Honduras;  alrededor de 80 mil más que en 2019, según el reporte. Los centroamericanos representan el 12% de las nuevas aplicaciones de asilo, que ha llevado a Estados Unidos a ampliar su programa de Reasentamiento Compartido.

Gillian Triggs dice que desde ACNUR tienen esperanza y muchas expectativas que la situación cambie,  entienden que para Estados Unidos representa también una gran cuota de responsabilidad y las condiciones deben darse de manera ordenada y justa.

“Creo que están haciendo todo lo posible para regresar de alguna manera a la posición tradicional de los Estados Unidos, de dar la bienvenida a las personas que necesitan protección”, puntualizó Gillian Triggs.

Fuente: VOA.