Un estudio confirma que el coronavirus se trasmite por aerosoles, igual que un resfriado común o la gripe

Un estudio confirma que el coronavirus se trasmite por aerosoles, igual que un resfriado común o la gripe | Revista Science
Un estudio confirma que el coronavirus se trasmite por aerosoles, igual que un resfriado común o la gripe | Revista Science

Por: EFE

Un equipo multidisciplinar de investigadores de Estados Unidos, Israel y Taiwan, liderados por Chia C. Wang, de la Universidad Nacional de Sun Yat-sen (Taiwan) ha analizado cómo se propagan tanto el coronavirus como otros virus respiratorios. Ahora, la revista Science ha publicado los detalles de este estudio, que establece que el SARS-CoV-2, causante del Covid-19, se propaga y contagia al inhalar aerosoles cargados con partículas virales que pueden acumularse y permanecer en el aire varias horas.

Esto es lo mismo que sucede con otros virus respiratorios como la gripe, el MERS-CoV, el sarampión o los rinovirus, causantes del resfriado común.

Esta conclusión derivada del estudio rompe con las creencias del pasado siglo en las que apuntaban que los virus respiratorios, incluido el SARS-CoV-2, se propagaban a través de superficies contaminadas o con las gotitas que las personas infectadas desprendían con la tos o los estornudos, algo que no explicaba ni la superdifusión del coronavirus, ni la enorme transmisibilidad y contagio en los interiores de los locales.

Los investigadores descubrieron que todos los estudios sobre la difusión del Covid-19 señalaban que la transmisión aérea es la vía de propagación más factible, los contactos superficiales o el contacto con grandes gotas.

Asimismo, en todos los eventos de superdifusión, los contagios se produjeron al inhalar el mismo aire en un mismo espacio cerrado, en lugares con mucha gente en los que permanecía al menos, durante una hora. Además, estos lugares estaban mal ventilados y en los que las mascarillas se utilizaban mal o no se empleaban.

Por otra parte, al analizar las pruebas de otros estudios, como muestras de aire, dedujeron que la transmisión por vía aérea es predominante en la mayoría de las enfermedades respiratorias, no sólo para el coronavirus.

Según el líder del estudio publicado en la revista Science, Chia C. Wang, «la transmisión por inhalación de aerosoles cargados de virus se ha infravalorado durante mucho tiempo. Toca revisar los modelos de prevención convencionales y adaptarlos a los aerosoles para proteger contra esta vía de transmisión».

¿Cómo se forman los aerosoles respiratorios?

Los aerosoles respiratorios se forman en actividades respiratorias, como son respirar, hablar, cantar, gritar, toser y estornudar. Además, pueden llegar a ser de 100 micrómetros, lo que les permite estar suspendidas en el aire quieto más de 5 segundos, desde una altura de 1,5 metros, e incluso, desplazarse más de un metro de la persona infectada.

El fisiólogo pulmonar del Technion Josué Sznitman considera que «la mayoría de los aerosoles producidos por las actividades respiratorias son de menos de 5 µm, lo que les permite viajar hasta las regiones bronquiolares y alveolares y depositarse allí. Además, los estudios han revelado que los virus se enriquecen más en los aerosoles de menos de 5 µm».

¿Cómo eliminar los aerosoles?

Los aerosoles son fácilmente eliminables, bastaría con ventilar, filtrar y renovar el aire, una medida que se está llevando a cabo para prevenir los contagios de coronavirus.

Las planchas de plexiglás pueden ser contraproducentes

Por otra parte, en el estudio también investigaron acerca de la utilidad de las planchas de plexiglás que se han instalado en los interiores para bloquear la pulverización de gotas de tos y estornudos. Según las conclusiones de este estudio, estas planchas pueden ser contraproducentes porque impiden la ventilación adecuada.

¿Son eficaces las mascarillas?

En cuanto al uso generalizado de las mascarillas, la investigación asume que sí es una medida eficaz contra el coronavirus además de económica, que es capaz de bloquear los aerosoles.

Aún así, señalan que es poco probable que una sola estrategia sea suficiente para eliminar la transmisión de las nuevas cepas del coronavirus.