Proyecto minero Cerro Blanco: La polémica en Jutiapa por una consulta municipal sobre una mina canadiense

Vista de las instalaciones del proyecto minero Cerro Blanco en Asunción Mita, Jutiapa. El 18 de septiembre habitantes de ese municipio rechazaron en consulta comunitaria la operación de proyectos mineros en su territorio. (Foto Prensa Libre: AFP).
Vista de las instalaciones del proyecto minero Cerro Blanco en Asunción Mita, Jutiapa. El 18 de septiembre habitantes de ese municipio rechazaron en consulta comunitaria la operación de proyectos mineros en su territorio. (Foto Prensa Libre: AFP).

Alcaldía de Asunción Mita convocó consulta sobre instalación y operación del proyecto minero, pero hay posiciones encontradas sobre si el evento es vinculante o no. Estas son las versiones.

Por: Prensa Libre (Guatemala)

Una consulta municipal celebrada en Asunción Mita, Jutiapa a la instalación y operación de proyectos de minería metálica en esa jurisdicción, el pasado domingo 18 de septiembre, divide la opinión ente la comunidad y quienes apoyan la empresa.

Bajo la coordinación de una Comisión Específica para la Consulta Municipal integrada por representantes de la iglesia católica, de la sociedad civil y de la municipalidad, fue realizada la Consulta Municipal de Vecinos, que de acuerdo con reglamento publicado en el Diario de Centro América, los habitantes debían responder sí o no a la pregunta contenida en la papeleta: ¿Está usted de acuerdo con la instalación y operación de proyecto de minería metálica en cualquiera de sus modalidades y que impacten en los recursos y ambientes naturales en el municipio de Asunción Mita, departamento de Jutiapa?

Como resultado, el 87.98% de las 8 mil 503 personas que acudieron a las urnas, es decir, 7 mil 481 votaron en contra de la actividad minera en su municipio. 904 que equivalen al 10.63% votaron a favor, 13 votos fueron en blanco (0.15%) y 105 nulos (1.23%). Según el padrón electoral, había habilitados 30 mil 465 habitantes para participar en la consulta.

Proyecto Minero Cerro Blanco

En Asunción Mita está establecido desde 2007 el proyecto minero Cerro Blanco, adquirido en 2017 por la empresa minera canadiense Bluestone Resources, matriz de la empresa Elevar Resources, la empresa minera Entremares, subsidiaria de la también canadiense Goldcorp. Esta operación costó US$18 millones más acciones valuadas en cerca de 9.9% del capital de Bluestone.

De acuerdo con diferentes publicaciones, el 21 de diciembre de 2021 la empresa minera Elevar Resources habría entregado al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) una actualización del Estudio de Impacto Ambiental 2007 (EIA-329-2007) en la cual, solicita transformar la mina subterránea a una mina a cielo abierto, una modalidad que ha despertado críticas.

Según Francisco Guardado, alcalde municipal de Asunción Mita, ese hecho habría encendido la alarma entre los vecinos, quienes, apoyados por la diócesis de San Francisco de Asís de la Iglesia Católica, se organizaron y solicitaron a la municipalidad la realización de la consulta, acorde a lo establecido en el artículo 64 del Código Municipal.

La población y la Iglesia reunieron más de 4 mil 200 firmas para exigir a la municipalidad que realizara la consulta comunitaria, y las entregó el 13 de mayo pasado de 2022. “A partir de que nos enteramos de que esta mina estaba cambiando su estilo de explotación de túnel a cielo abierto, nos impactó y decidimos hablar con el Concejo Municipal para organizar la consulta”, explicó a los medios locales el día de la consulta, Marichu Cifuentes, integrante de la Comisión Específica para la Consulta Municipal.

“La consulta fue autorizada por Concejo. De repente no era el mejor momento porque esa consulta hubiese sido mejor hace 20 años cuando la empresa minera entró al municipio. Nosotros estamos de acuerdo con cualquier empresa que traiga el desarrollo sostenible, pero también nosotros nos ponemos en los zapatos de una población que nos eligió, el artículo 64 del Código Municipal nos respalda”, dijo Guardado.

Posición empresarial

“Apegados al respeto de la ley, reconocemos que, bajo el Código Municipal, las municipalidades deben atender las preocupaciones de sus vecinos y como lo indica el Artículo 17, inciso K) pedir la consulta popular municipal en asuntos de gran trascendencia para el municipio, sin embargo, en el caso de los minerales que se encuentran en el subsuelo, por considerarse un bien del Estado, es competencia del Gobierno Central, a través del Ministerio de Energía y Minas (MEM) decidir sobre ellos”, opinó Valery Zurita, directora ejecutiva de la Gremial de Recursos Naturales, Minas y Canteras (Grenat).

“Un tribunal competente emitió una resolución en contra de la celebración de la consulta municipal. El estado de derecho debió haber sido respetado y la consulta suspendida; su celebración fue un ejercicio contrario a una resolución judicial y, por lo tanto, ilegal”, agregó Zurita.

Por su parte, la Cámara de Comercio Guatemalteco Canadiense (Cancham), a través de un comunicado, expuso: “apoyamos y promovemos la inversión extranjera canadiense en Guatemala, ya que brinda nuevas oportunidades para los guatemaltecos y el desarrollo integral de sus comunidades, por lo que manifestamos que es necesario contar en el país con el marco legal que permita que las empresas extranjeras desarrollen de forma adecuada sus proyectos”.

“Requerimos que se respete la certeza jurídica, evitando cualquier actividad fuera del marco legal, que atente con la democracia y la transparencia de los procesos que se llevan a cabo en el territorio guatemalteco, instando a que el manejo de la información sea serio y responsable”, se lee en el comunicado.

Posición Colectivo Madre Selva

Julio González, activista del Colectivo Madre Selva, organización que acompañó el proceso de consulta, dijo que este ejercicio ciudadano se realizó “de manera legal y transparente”, ya que se procedió según establece el código municipal en sus artículos 60 al 66. Según explicó, se cumplió con el requisito de acompañar la petición de solicitud de consulta con firmas que representen el 10% de los ciudadanos empadronados en ese municipio, luego se instaló una comisión específica y se reglamentó la misma.

Oswaldo Samayoa, abogado del Centro de Estudios Guatemala (CEG), dijo que los resultados de la consulta “son legales y vinculantes”, ya que las consultas están reguladas por el Código Municipal. “El municipio es autónomo y su administración, en cuanto a los planes de ordenamiento territorial son su competencia, por lo que cada comuna otorga licencias sobre uso de suelo y construcción”, refirió.

“Los resultados son vinculantes? Expresamente sí, pues la consulta es sobre si hay acuerdo o no en la instalación, explotación, o cualquier otro punto relativo a minería, pero no sobre la licencia que da el MEM. La pregunta en la boleta está relacionada con la licencia para uso de suelo y construcción”, argumentó.

El artículo 64 del Código Municipal señala que los resultados de las consultas municipales de vecinos son vinculantes si participan de las mismas al menos 20% de los vecinos empadronados en esa jurisdicción. Según los resultados publicados por la Comisión Específica, en Asunción Mita la participación fue del 27.91% del padrón.

“Lo que tiene que hacer ahora el Concejo Municipal de Asunción Mita es emitir una ordenanza o un reglamento donde indique que, por resultado de esa consulta de vecinos, la instalación, operación y construcción de edificios o infraestructura para la minería no está permitida en ese municipio. Eso no va a anular las licencias del MEM, pero no necesariamente va a permitir que operen en su territorio”, puntualizó.

Tanto Grenat como Cancham, a través de sus comunicados, llamaron a la población y autoridades al diálogo para permitir el desarrollo de la actividad minera, pues consideran que ofrece oportunidad de progreso toda vez que se cumplan las disposiciones ambientales.

Lo que dice el MEM

Mediante un comunicado, el MEM se manifestó “imposibilitado” de reconocer la validez de la consulta comunitaria de Asunción Mita, ya que “la celebración del referido evento no fue un proceso avalado por este ministerio, al considerar que el mismo carece de fundamento legal”.

Según el MEM, las razones por las que la consulta no tiene fundamentos legales es porque, por un lado, “el asunto que se sometió a consideración de los vecinos de Asunción Mita no es de competencia municipal, sino que corresponde al Gobierno Central”; asimismo, que “los proyectos de extracción minera tienen un área de influencia claramente delimitada. De esa cuenta, es imposible afirmar que cualquier autorización emanada por el MEM sea un asunto de carácter general que afecte a todos los vecinos de Asunción Mita.

En tercer lugar, que el ministerio tiene conocimiento de que el “Reglamento de Consulta Municipal a Solicitud de los Vecinos del Municipio de Asunción Mita, departamento de Jutiapa”, instrumento que sirvió de marco para la realización del evento de consulta, fue suspendido provisionalmente mediante una resolución dictada el pasado 12 de septiembre de 2022 por parte de un tribunal de amparo competente.