Agentes caninos estarán detectando productos agropecuarios en el Aeropuerto San Romero

Más Opciones al mejor precio. EPA

La Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) inició con la implementación de perros entrenados para la detección, no intrusiva, de productos de orígen vegetal y animal en equipajes de pasajeros y tripulación. Los canes son apoyo al servicio nacional de cuarentena y tienen más del 95% de certeza en detección.

Son en total cuatro perros de distintas razas las que iniciaron, desde este martes, con la primera parte del plan de Unidades Caninas, capaces de detectar productos y subproductos derivados de plantas y animales, y que estarán destacados en el Aeropuerto San Óscar Arnulfo Romero.

Los perros detectan olores de frutas, semillas, cárnicos, derivados de la carne, lácteos, entre otros; (en equipajes o paquetes) que pueden ser vías para de plagas y enfermedades.

“Las unidades caninas son, hoy en día, una herramienta indispensable para los servicios nacionales de cuarentena en distintos países del mundo. Así se refuerza la vigilancia ante productos o mercancías que pueden transportar plagas o enfermedades que pueden generar daños y pérdidas en el sector agropecuario. Hoy nos ponemos a la vanguardia, todo por la protección de nuestros agricultores y ganaderos”, afirmó el ministro de Agricultura y Ganadería de El Salvador, Pablo Anliker.

Los perros están destacados en las Unidades Caninas de Honduras y Guatemala.

Estos estarán en el Aeropuerto durante 10 días, realizando demostraciones en la detección de comestibles. Luego de concluir ese tiempo en El Salvador, ellos y sus compañeros humanos regresarán a continuar con su trabajo a sus Unidades Caninas correspondientes.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), ha iniciado las gestiones para el entrenamiento del primer par caninos para conformar la Unidad Canina de El Salvador en el Centro Nacional de Adiestramiento y Desarrollo de la Unidad Canina (CENADUC) de México.

Anliker mencionó que a partir de este primer acercamiento con las Unidades Caninas, El Salvador invertirá lo necesario para tener su propia unidad especializada.