Mark Zuckerberg defendió su política de no interferir los posteos de Donald Trump

Luego de que cientos de sus empleados realizaran una huelga virtual para visibilizar su descontento con las políticas tomadas por la directiva que encabeza Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook defendió este martes su política de no interferir los posteos de Donald Trump.

Durante una sesión de preguntas y respuestas a través de un videochat realizado con sus empleados, Zuckerberg indicó que tomó “una decisión difícil” y “bastante minuciosa”.

“Sabía que tendría que separar mi opinión personal. Sabía que cuando tomáramos esta decisión, iba a llevar a mucha gente a molestarse dentro de la compañía, y a las críticas de los medios de comunicación”, señaló el CEO de Facebook durante la videoconferencia, de acuerdo a lo consignado por The New York Times.

Zuckerberg consideró que la revisión de los principios y políticas de Facebook en torno a la libertad de expresión muestran que la compañía va por el camino “correcto”, pese a las críticas.

Estas declaraciones tienen lugar un día después de que varios empleados de Facebook se rebelaran contra la decisión de Zuckerberg de no tomar ninguna medida con respecto a un mensaje de Trump, compartido en la red social.

El mensaje que originó la polémica fue compartido por Trump en sus cuentas de Facebook y Twitter el pasado viernes y en él se refería a los actos de violencia que se han repetido en varias ciudades de Estados Unidos desde la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis, Minnesota.

“Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que esto pase. Acabo de hablar con el Gobernador (de Minnesota) Tim Walz y le he dicho que el Ejército está con él. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando el saqueo comience, empieza el tiroteo”, escribió el mandatario.

Twitter determinó que el mensaje violaba su normativa comunitaria contra contenidos que glorifiquen la violencia, y lo censuró parcialmente, dificultando y en algunos casos impidiendo que los usuarios pudieran leer el tuit e interactuar con él (por ejemplo, dándole ‘Me Gusta’ o escribiendo una respuesta)

En Facebook, sin embargo, el mensaje no sufrió ningún tipo de censura ni se limitó su exposición, y el propio Zuckerberg dijo que, aunque él personalmente rechaza el contenido del mensaje del presidente, este está amparado por la libertad de expresión en la plataforma.