Golpe de Estado en Birmania (Myanmar)

Militares dan Golpe de Estado en Myanmar un país ubicado al Sudeste asiático conocido antiguamente como Birmania, El hecho se dio en las primeras horas de este lunes en un mensaje transmitido en televisión y radio los jefes militares declararon el estado de emergencia por un año y comunicaron que el comandante en jefe Min Aung Hlaing queda al mando.

El anuncio se produjo después de que Aung San Suu Kyi, la líder del partido gobernante Liga Nacional para la Democracia (LND), fuera detenida en las primeras horas del lunes, y tomando asi el control del país, informó el portavoz de la formación política, Myo Nyunt.

Los militares que tomaron el control del país alegan que hubo fraudes en las recientes elecciones de noviembre, en las que Aung San Suu Kyi arrasó y gano democráticamente.

Esta líder política Aung San Suu Kyi obtuvo el premio Nobel de la Paz en 1991 después de estar al frente de un movimiento no violento que se opuso a un largo régimen militar en la nación.

Tras el golpe de Estado militar de este lunes, su partido afirmó que la líder está en arresto domiciliario, según reporta la agencia de noticias The Associated Press.

Militares también se llevaron de sus casas a los principales ministros en varias regiones, denunciaron sus familiares.

Según informan medios internacionales las calles de Myanmar se ven patrulladas por soldados, el acto militar ha sido percibido por su población como una «clara violación de la Constitución» que además fue elaborada con la colaboración del propio ejército hace más de una década.

Extranjeros que se encuentran el país asiático manifiestan en redes sociales que las líneas telefónicas y el servicio de internet en Naypyitaw fueron interrumpidos por unas horas, las cuales ya han sido reactivadas nuevamente.

La Comunidad Internacional rechaza el Golpe de Estado:

  • Estados Unidos está entre los países que han condenado lo ocurrido este lunes. El secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, expresó «grave preocupación y alarma» tras recibir reportes de que hubo múltiples detenciones en el país.

«Pedimos a los líderes militares birmanos que liberen a todos los funcionarios gubernamentales y líderes de la sociedad civil y respeten la voluntad del pueblo de Birmania expresada en elecciones democráticas», escribió en un comunicado.

  • El Secretario General de la ONU calificó los acontecimientos como un «serio golpe a las reformas democráticas».
  • Australia, la ministra de Relaciones Exteriores, Marise Payne, manifestó: «Llamamos al ejército a respetar la ley, a resolver disputas a través de mecanismos legales y a liberar de inmediato a todos los líderes civiles y otras personas detenidas ilegalmente».
  • La Organización Human Rights Watch, a través de su portavoz John Sifton, indicó: «La Junta Militar que gobernó Myanmar durante décadas en realidad nunca se fue del poder para empezar».

«En realidad nunca se sometieron a la autoridad civil, por lo que los eventos de hoy, de alguna manera, simplemente revelan una realidad política que ya existía», señaló Sifton.