Pistolero que mató a 8 trabajadores en Indianápolis era exempleado de FedEx

Los investigadores están en la escena luego de la matanza en una instalación de FedEx en Indianápolis, EE. UU., el 16 de abril de 2021.
Los investigadores están en la escena luego de la matanza en una instalación de FedEx en Indianápolis, EE. UU., el 16 de abril de 2021.

El presidente Joe Biden condenó este asalto, definiendo la violencia armada como una epidemia y una «vergüenza nacional», y exhortó al Congreso a actuar.

El pistolero que abrió fuego en un sitio de FedEx en Indianápolis, matando a ocho trabajadores, y luego a sí mismo, era un exempleado de 19 años con antecedentes de enfermedad mental, lo que llevó a su detención el año pasado, informaron el viernes fuentes oficiales.

El subjefe de la policía de Indianápolis, Craig McCartt identificó al agresor como Brandon Hole, quien fue empleado por última vez por FedEx en 2020.

Cuatro miembros de la religión Sij, tres mujeres y un hombre, se encontraban entre los muertos del jueves por la noche, según un líder local de la comunidad.

Las autoridades dicen aún se desconoce si el odio racial o étnico estaba detrás de los asesinatos.

«No hubo confrontación con nadie que estaba allí. No hubo disturbios. No hubo discusión. Simplemente pareció empezar a disparar al azar», narró McCart.

El incidente, el último de una serie de al menos siete tiroteos masivos mortales en Estados Unidos durante el mes pasado, se desarrolló en un centro de operaciones de FedEx cerca del Aeropuerto Internacional de Indianápolis después de las 11:00 p.m. hora local.

Se reveló que la policía decomisó un fusil en su casa.

El presidente Joe Biden condenó este asalto, definiendo la violencia armada como una epidemia y una «vergüenza nacional», exhortando al Congreso a actuar. Las banderas, en la Casa Blanca y otros edificios federales se mantendrán una vez más a media asta, en señal de luto.

Este nuevo tiroteo ha revivido el debate sobre el control de armas en EE.UU., la Casa Blanca invitó al senado a aprobar tres proyectos de ley pendientes, para fortalecer el control de antecedentes y que los senadores escuchen las palabras del presidente para que se prohíba la venta de armas de asalto.

Por su parte el presidente Joe Biden ya emitió algunos decretos, como el de regular la venta de armas caseras, pero la resistencia, sobre todo de los republicanos, está retrasando esta voluntad de aumentar el control sobre las armas.