Policías agreden a periodistas que cubrían recuperación de cadáver en Barrio San Miguelito

Foto: APES.

Periodistas que cubrían la recuperación e un cadáver en Barrio San Miguelito fueron agredidos y retenidos por cerca de una hora por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) la mañana de este viernes.

Fue a través de las redes sociales que se conoció el hecho, se trata de cuatro comunicadores de Diario El Mundo y Telecorporación Salvadoreña (TCS).

En horas de la mañana, los periodistas documentaban la recuperación del cuerpo en la quebrada El Arenal, frente al Mercado San Miguelito en San Salvador, cuando policías les dijeron que no podían pasar a pesar que no había cinta amarilla en el lugar.

Luego colocaron la cinta y aseguraron que los periodistas estaban entorpeciendo el trabajo policial.

Uno de los agredidos, el camarógrafo de TCS, Nelson Rodríguez, relató que cuando los obligaron a quitarse del lugar, grabó cuando uno de los agentes agredían a una de las comunicadoras, y fue en ese momento cuando un policía le dañó la cámara.

«Me quebraron la cámara, entonces lo que hice es grabar cuando la otra compañera vino y me puso la mano en el lente, y me dañó la cámara», expuso tras el hecho.

El periodista de Diario El Mundo, Gabriel Aquino, grababa con su celular que le habían quebrado la cámara al miembro de TCS, pero una de las agentes le arrebató su teléfono.

«Nos dijeron que nosotros la llevábamos de perder porque ella era mujer y seguro porque era policía. Nos dijeron que nos iban a detener, a última hora nos estaban pidiendo los documentos. Dijeron que estábamos interfiriendo en las investigaciones, pero estábamos como a 200 metros de la escena, estábamos en el parqueo del mercado», dijo Rodríguez.

Después de una hora de mantenerlos retenidos, que personas comenzaron a gritar «respeten el periodismo» y que el hecho trascendiera en medios, los agentes los dejaron libres.

Aquino aseveró que los policías les advirtieron a no presentar cargos ante la Fiscalía General de la República (FGR).

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) se pronunció contra el hecho.