CONNA separa de la Presidencia a individuo acusado de violencia intrafamiliar

Erick Dexahí Romero Mena enfrenta un proceso en tribunales por violencia intrafamiliar, además pesa sobre él medidas de alejamiento a su ex pareja e hijos. Foto: Facebook.
Erick Dexahí Romero Mena enfrenta un proceso en tribunales por violencia intrafamiliar, además pesa sobre él medidas de alejamiento a su ex pareja e hijos. Foto: Facebook.

Por: Redacción YSKL

El Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (CONNA), comunicó este sábado que fue separado de sus funciones Erick Dexahí Romero Mena, quien fungiera como Presidente del Consejo Directivo de esta institución.

En su lugar fue nombrado Álvaro Ernesto Clemente Castro, quien ya participaba en el Consejo, en representación de una organización social llamada Ayuda en Acción. El cargo será hasta junio del 2022, según la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA).

«La elección del nuevo presidente es el cierre a un proceso interno iniciado el pasado 8 de julio, cuando se conocieron las acusaciones de violencia intrafamiliar en contra de Romero Mena, entonces Presidente del pleno», indica un comunicado de fecha 16 de octubre del 2021.

Y es que Romero Mena, fue denunciado ante el CONNA por conflicto de interés y violación a la norma ética. Según los demandantes, que presentaron un escrito el miércoles 13 de octubre, Romero Mena renunció el 21 de julio del 2021, por estar involucrado en un proceso de violencia intrafamiliar en un Juzgado Especializado de Instrucción Para una Vida de Violencia hacia las Mujeres de San Salvador, pero esto, no fue tramitado por el CONNA, pese a que la sede judicial le impuso medidas cautelares.

Dicho consejo, se conforma con representantes de los Ministerios de Hacienda, Educación, Trabajo, Seguridad Pública; la Procuraduría General de la República, la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador y 4 escaños pertenecen a organizaciones de la sociedad civil que velan por la protección de niños y adolescentes.

Para Wilson Sandoval, del Centro de Asesoría Legal y Anticorrupción (ALAC), el CONNA habría faltado a normativas básicas de conducta por parte de sus autoridades, tal y como revistan la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción y la Convención Interamericana Contra la Corrupción.

“Tanto el señor Romero como los funcionarios públicos implicados, han cometido actos y omisiones beneficiando al Presidente del CONNA. Nos parece grave que este señor acusado de agresión a su esposa e hijos ostente un cargo público, sobre todo si son funciones enfocadas en la defensa efectiva de los niños, niñas y adolescentes”, señaló.

Romero Mena fue enviado al Juzgado de Instrucción el 24 de diciembre del 2020, según fuentes judiciales, ahí recibió las medidas cautelares pues desobedeció a la orden de alejamiento, ya dictada en su contra el 24 de septiembre de ese año.

El individuo permaneció 72 horas detenido en una bartolina policial y el Juzgado resolvió ampliar las restricciones para un año más, con la agravante que no debe ingerir bebidas alcohólicas, asimismo, perdería la custodia de sus hijos y cancelaría $300 mensualmente para su manutención.

Lissania Zelaya, de la Colectiva Amorales, dijo que esta es razón suficiente para separar al actual funcionario del Consejo Directivo y recordó que es un mandato expreso que establece el artículo 143 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA), una de las legislaciones por las que se rige el CONNA.

“Con qué moral va a resolver esta persona, procesos similares que lleguen a su conocimiento, eso es lo que cuestionamos. Su ejercicio atenta contra los derechos de las mujeres y más aún los derechos de la niñez y la adolescencia que se tuvo que haber conocido en primera instancia, porque así manda la LEPINA”, recordó.

El Consejo Directivo del CONNA habría obviado la denuncia en contra de Romero Mena, según constan actas de fecha de julio del 2021, que dan fe que tuvieron conocimiento de sus acciones; el actual funcionario presentó copias de adendas judiciales y una justificación por escrito, posteriormente renunció, pero el Consejo, bajo el «principio de presunción de inocencia» resolvió que continuaría en el cargo. En esa sesión Romero Mena pidió al pleno, acompañarlo con la denuncia “para garantizar las reglas del debido proceso…y la prioridad absoluta de sus hijos”.

Por Ley el CONNA efectúa la Política Nacional de la Niñez y Adolescencia y entre sus facultades también tutela la integridad de los menores en situación de riesgo, en coordinación con entidades públicas y privadas. Además puede denunciar las agresiones físicas y psicológicas que vayan en detrimento de los menores.

Romero Mena ingresó en 2019 al CONNA como representante de la sociedad civil, ya que laboraba en la Fundación Educo El Salvador.