Honduras: Elección del presidente del Congreso termina en golpes

Foto: AFP.

Por: Voz de América.

El Congreso de Honduras eligió el 21 de enero a su junta directiva provisional en medio de una reyerta porque 20 miembros del partido que ganó las elecciones presidenciales de noviembre se rebelaron contra la presidenta electa, la izquierdista Xiomara Castro.

La trifulca se originó por un desacuerdo entre el partido de la recién elegida presidenta Xiomara Castro y diputados disidentes por la elección del presidente de la junta directiva provisional del Congreso.

Con golpes, gritos e insultos terminó la sesión para la instalación del Congreso Nacional de Honduras de cara al período 2022-2026, que tuvo lugar el viernes.

La trifulca comenzó luego que un grupo de 20 diputados que abandonaron días antes el partido de la presidenta electa, Xiomara Castro, incumplió un acuerdo que la futura mandataria había alcanzado con aliados que contribuyeron a su victoria en las elecciones de noviembre.

Los disidentes propusieron como presidente provisional de la junta directiva del Congreso a Jorge Cálix, del Partido Nacional (PN), quien fue vencido en las urnas en las pasadas elecciones.

La propuesta, según los diputados leales a Castro, violó un pacto previo para designar a un diputado del Partido Salvador de Honduras (PSH) al frente de la cámara.

Pese al desacuerdo, Cálix fue nombrado presidente con 83 firmas, 18 más de las necesarias para presidir el Parlamento, compuesto por 120 diputados, algo que Castro condenó enérgicamente y calificó como una «traición» por parte del grupo de legisladores de Libre.

A través de un comunicado leído ante los medios luego de la violenta sesión, Castro citó que no admite “el incumplimiento y la traición al voto del pueblo” que la eligió en forma contundente.

Agregó que se opone a «incumplir y traicionar el acuerdo constitucional» ni «hacer alianzas con los representantes del crimen organizado, la corrupción y el narcotráfico» del Partido Nacional.

La presidenta electa amenazó con negarse a que el nuevo jefe del Congreso le tome juramento como presidenta el 27 de enero.

«No necesito que traidores me blinden», dijo Castro en su cuenta de Twitter sobre declaraciones de diputados de su partido acerca de que la sorpresiva elección fue para blindar su próximo gobierno.

Castro, junto con otros altos cargos, juramentará como presidenta el próximo 27 de enero. Se prevé que al evento a asistan autoridades de varios países, entre ellos la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

El Congreso, por su parte, tomará posesión el próximo 25 de enero.