Noé aseguró que grabó las reuniones de la pandilla con políticos y están en la Fiscalía.

Punto

El Juzgado Especializado de Sentencia A de San Salvador continuó por quinta semana el juicio del caso denominado “Operación Cuscatlán”, proceso que se sigue contra 426 imputados, acusados de varios ilícitos.

Este día el testigo criteriado de nombre clave «Noé», contestó cuestionamientos de la defensa que estimaban que sus clientes no obtuvieron «réditos económicos ni especiales» de funcionarios de gobierno, ni personeros de partidos.

Asimismo, le respondió el testigo a la representación de la Fiscalía General de la República (FGR) sobre las reuniones de la pandilla con políticos, declarándoles que él grabó las reuniones con Norman Quijano, Ernesto Muyshondt, Benito Lara, José Luis Merino, Arístides Valencia y Medardo González.

Además, narró que estas reuniones las había grabado con su teléfono celular, una grabadora y un reloj, acotando que esta evidencia se encuentra en poder de la FGR debido a que el día de su captura le decomisaron dos teléfonos celulares y unas memorias, donde se encontraban los vídeos y audios de las reuniones.

Por su parte, la representación fiscal dijo que estos vídeos y grabaciones se encuentran admitidos como prueba, por lo tanto serán valorados en su momento por el juez del caso.

Al momento de concluir el interrogatorio del delito asociativo el juzgador le pidió al testigo que aclarará lo de la petición al señor Quijano.

“Señor juez es que la primera vez las dos pandillas le solicitamos al ex alcalde Salvador Ruano un millón de dólares, para votar por ARENA y Ruano se lo comunicó en llamada al señor Jorge Velado”, acotó el testigo.

“Luego tuvimos otra reunión con Muyshondt y Ruano, para hablar de nuestra petición y fue en la tercera reunión donde llegó Quijano y (Ernesto) Angulo, donde ellos nos ofrecieron ese millón de dólares” señaló “Noé”.

El juicio continuará este martes a las 8 de la mañana, para que el testigo declare sobre los casos de homicidios, proposición y conspiración en el delito de homicidios agravados y otros.

Por otra parte el Fiscal General Raúl Melara aseguró que están investigando, «se han hecho citaciones a más personas que puedan declarar para ahondar en las circunstancias en las cuales que se dieron estas reuniones», indicó.