FGR atribuye más de cinco casos a red dedicada a hurto de corporativas financieras y ordena captura

Punto

El Fiscal General, Raúl Melara, informó sobre la orden de captura a cinco sujetos que forman parte de una red dedicada a hurto de corporativas financieras en el oriente del país.

Los sujetos están involucrados en por lo menos cinco casos de hurto; según Melara, las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) comenzaron en 2019 y mencionó que se calcula que el monto hurtado asciende a más $250 mil dólares.

Estos son los acusados: Juan Antonio Orellana Gómez de 20 años de edad, taxista; Sergio Torres Reyes, de 27 años ejecutivo de ventas de empresa telefónica, con antecedentes de portación ilegal de arma de fuego; Santos Vladimir Turcios de 43 años, albañil; William Alejandro Parada Reyes de 24 años, supervisor de cobros de la agencia de créditos y Guadalupe Adalberto Orellana Gómez de 27 años, cobrador de préstamos de la agencia de crédito.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, los sujetos perfilaban previamente los locales comerciales, realizaban los hechos con un intervalo entre 15 a 20 días, utilizando para movilizarse diversos vehículos, ingresando a los locales violentando puertas o cortinas metálicas y sistema de video vigilancia, esto con algún conocimiento previo de los sistemas en virtud que los imputados William Parada y Guadalupe Orellana, anteriormente fueron empleados en algunas agencias en los cargos de cobradores de crédito o recuperadores de mora.

Además, la FGR destacó que se realizaron allanamientos con el apoyo de la PNC en 11 lugares, entre residencias y locales alquilados por algunos de los miembros, en uno de ellos ubicado en la Residencial Monte Carlo de la ciudad de San Miguel, funcionaba una especie de oficina en la cual los imputados William Parada y Guadalupe Orellana, mismos que habían laborado en agencias.

Según el Ministerio Público, en esta oficina llevaban registros de los préstamos personales con montos desde $100 hasta $800; también se encontró documentación como letras de cambio, mutuos y contratos de préstamos personales, que evidencia que dicha actividad -sin respaldo legal identificado hasta el momento-. Estos créditos los realizaban para ingresar el dinero producto de los hurtos a una actividad que les generará más utilidades.

La captura se registró en flagrancia el pasado 5 de agosto, luego que fueran reportados al sistema de emergencias de la Policía Nacional Civil (PNC) por hurtar una agencia de envío de remesas en Santa Rosa de Lima, La Unión. Es así como se logró dar con la red.

Estos serán acusados por los delitos de Hurto Agravado y Agrupaciones Ilícitas.

Algunos de los hechos en los que están involucrados son: Hurto Agravado en Agencia Financiera Credicampo, ocurrido el 29 de marzo del presente año, en San Miguel; lugar de donde hurtaron $ 17,176.64 en efectivo; una caja fuerte de seguridad, valorada en $1,714.06; $149.38 en efectivo que se encontraban en una caja chica, cheques ylibretas de ahorro en blanco, una computadora portátil, además de los múltiples daños en puertas de acceso y sistema de seguridad para lograr ingresar.

Así también en Caja de Crédito San Alejo, el pasado 15 de abril ubicada en San Miguel; donde lograron llevarse la cantidad de $25.00 y un cheque a nombre de la Caja de Crédito por el monto de $ 772.00.

También en Agencia Western Union, el 30 de abril en el mismo municipio, donde hurtaron el grabador del sistema de vigilancia, haciendo el monto total de lo hurtado de dinero en efectivo $31,257.76.