El presidente del Líbano, Michel Aoun, habría rechazado una investigación internacional sobre la explosión en el puerto de Beirut

Punto

El presidente Libanés Aoun rechazó las peticiones para abrir una investigación internacional, ya que equivaldría a “diluir la verdad”. Dijo.

El mandatario manifestó que la explosión habría podido ser causada por la “negligencia en el manejo del químico” o por “un misil”, mientras continúan con la búsqueda de supervivientes entre los escombros.

“Es posible que esto haya sido causado por la negligencia o por una acción exterior, con un misil o una bomba”, declaró Aoun el viernes a la prensa, convertido en el primer dirigente libanés que menciona una pista exterior.

Las autoridades han manejado como primera hipótesis sobre la explosión que fue provocada por un incendio de enorme magnitud que después desencadenó un enorme explosión en un almacén que contenía 2 mil 700 toneladas de nitrato de amonio, una sustancia química peligrosa almacenada desde hacía seis años “sin medidas de precaución”, como lo declaró el primer ministro.

Aoun indicó que había sido informado de la presencia de esta mercancía el 20 de julio y que pidió que el Consejo Superior de Defensa hiciera lo necesario.

Según los últimos datos la explosión ha dejado decenas de desaparecidos al menos 154 muertos hasta el momento y más de 5 mil heridos, muchos hospitales saturados por los lesionados y por los pacientes de COVID-19. Un dato preocupante según la OMS.