Continúa la polémica para Neymar, tras el encuentro del Paris Saint Germain y el Olympique de Marsella

Punto

Los golpecitos de Neymar a Álvaro Gonzalez en cabeza durante el encuentro entre Paris Saint Germain y el Olympique de Marsella, en el que la Marsella se llevó la victoria del encuentro por la mínima le pueden salir muy caro al brasileño.

Al parecer el astro brasileño podría llegar a ser suspendido hasta 7 partidos y se perderá el miércoles el encuentro que enfrentará a los parisinos contra el Metz.

Según la Comisión de Disciplina de la LFP, una acción agresiva cometida fuera de un lance de juego y sin provocar lesión del adversario puede llegar a acarrear la suspensión de siete encuentros, tal como indica el anexo 2 del artículo 13.1 del Reglamento de la LFP. Si el motivo de la tarjeta roja es un intento de agresión, la sanción podría alcanzar los seis.

El clásico entre PSG y Marsella ha generado muchas polémicas que se produjeron durante encuentro dentro de estas están la acusación que hace Neymar sobre Álvaro González por decirle comentarios racistas, lo cual ha mantenido tras el encuentro, publicándolo en su cuenta de Twitter: “VAR. captar mi “agresión” es fácil … ahora quiero ver la imagen del racista llamándome “MONO HIJO DE PUTA” (mono hijo de puta) … ¡que quiero ver!
¿Y ahí? REEL u me castigan .. CASCUDO soy expulsado … ¿y ellos? Y ahí ?”

En respuesta a las declaraciones hechas por el jugador donde expreso que su carrera ha sido limpia y no ha existido lugar para el racismo.

Según medios Internacionales El Comité Disciplinario de la LFP estaría estudiando la posibilidad de abrir una investigación y estudiar a fondo lo sucedido. Si esto ocurriera, se podrían analizar las imágenes en las que Álvaro González y Neymar inician la trifulca que, al final del partido, terminó con el brasileño expulsado. Si se comprueba que Álvaro profirió insultos racistas a Neymar, el reglamento de la Liga dice que la sanción puede ser de 10 partidos. Para ello debe demostrarse claramente que hubo insultos racistas de por medio, algo que Neymar denunció y que Álvaro negó.

Por su parte el Olympique de Marseille emitió un comunicado en donde expresa que Álvaro González no es racista, que desde que llegó al club ha mantenido un buen comportamiento, que el Club está en la mejor disposición de colaborar con El Comité Disciplinario en la investigación sobre todos los eventos ocurridos en el encuentro.

Manifiestan que la controversia es seria y que ya está produciendo serias consecuencias. A su vez condenan la difusión de los números de teléfono privados de Álvaro González y sus familiares en los medios y redes sociales brasileños durante ayer noche, dando lugar a un hostigamiento constante, incluidas amenazas de muerte.