MAG y productores locales llegan a un acuerdo para adquirir arroz nacional

Punto

El Ministro de Agricultura, Pablo Anliker sostuvo este viernes un encuentro con productores de arroz y frijoles de Zapotitán, quienes protestaron esta mañana en la Carretera a Santa Ana, reclamando que han perdido ingresos por la importación de granos.

Según comentaron algunos de los manifestantes, las arroceras no están comprando la cosecha por un supuesto exceso de oferta en el mercado. Aunado a que –supuestamente- no se está respetando el Convenio de Comercialización de Arroz Granza que obliga a los beneficios a comprar parte del producto nacional, como requisito para importar. Porque las arroceras, dijeron, aprovecharon a comprar cosecha libre de arancel desde el inicio de la emergencia sanitaria.

El funcionario explicó a los productores, que la compra de arroz tenía como finalidad asegurar la reserva estratégica y evitar una crisis de desabastecimiento en el mercado nacional por la pandemia del COVID-19; en tanto, descartó que el cargamento saliera al mercado local.  

Con respecto a los industriales, el ministro aseguró que “ya hablaron” con las empresas para recibir el arroz. “El Gobierno no compra arroz, somos mediadores, y acompañados de los industriales, vamos a solucionar el problema”, expresó.

Durante la actividad, Anliker anunció que el Ministerio de Agricultura intermediará con los industriales para adquirir la cosecha, además, indicó que la institución va a gestionar, con la banca nacional, el refinanciamiento de créditos a tasas bajas.


                                          Manifestaciones arregladas

Anliker aseguró que la cartera de Estado ya tenía una reunión pactada con los productores para este viernes 18 de septiembre por lo que le extrañó que se generaran cierres de calles.

Un grupo de productores bloqueó durante una hora el kilómetro 33 de la Carretera Panamericana, a la altura del Cantón Flor Amarilla. Anliker acusó a un grupo de generar conflicto para desacreditar a la institución.

“Claramente había una agenda política detrás de esto, les explico el por qué: ya se había convocado a una reunión con los productores de arroz y frijoles, y aun así, los «voceros» invitaron a tapar las calles afectando a cientos de ciudadanos”, escribió Anliker en redes sociales.

“Quisieron meter en la cabeza de productores honestos, que la importación de granos básicos para la Reserva Estratégica habrían afectado el precio del quintal, a lo que les aclaré que el arroz adquirido sigue en bodega por lo que es imposible que afecte al mercado nacional”, añadió.