Conceden arresto domiciliario a dirigente de vendedores condenada por extorsiones y colaborar a pandilleros en el centro de San Salvador

Norma Aguirre, dirigente de la Organización de Vendedores Independientes (OVI), condenada a 27 años de prisión por extorsión y agrupaciones ilícitas, pasará en arresto domiciliar mientras la sentencia no esté en firme, según la resolución de la Cámara Segunda Especializada de lo Penal de San Salvador.

Aguirre fue condenada junto a 41 pandilleros y colaboradores por casos de extorsión a vendedores en el Parque Libertad del Centro de San Salvador en el Juzgado Especializado de Sentencia «A», el pasado 4 de marzo; su defensa interpuso apelación ante la Cámara porque la dirigente del OVI fue puesta en detención.

Los magistrados sostuvieron que es «desproporcional decretarle la detención profesional cuando han mostrado una actitud anuente para enfrentar el resultado del proceso penal», por lo que le cedieron las medidas sustitutivas a la detención mientras se declare en firma la sentencia en su contra.

Este caso también se ventiló sobre pandilleros que habrían negociado con el Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo, para que les entregaran los $300 que cuando fue presentado por el Ejecutivo sería uno por familia; una de las que gestionó este beneficio fue Aguirre.

Por este caso, el juzgado exhortó a la Fiscalía General de la República (FGR) iniciar investigaciones al Ministerio de Trabajo por posible tráfico de influencias.

Las condenas corresponden a que pandilleros extorsionaban a los vendedores formales y los miembros de la OVI a los informales; además, gestionaron el bono de $300 a estos, con el fin de que $200 se entregaran a la estructura.