MAG impulsará medidas para la recuperación del sector agropecuario en oriente del país

Foto: Cortesía.
Foto: Cortesía.

Por: Redacción YSKL

Las autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) explicaron que las afectaciones que dejaron las lluvias por el paso de la tormenta tropical Julia han sido significativas tanto en el rubro agrícola como en el sector ganadero, por ello informaron sobre algunas medidas para mitigar el impacto de las precipitaciones.

El sector ganadero recibirá apoyo por parte de técnicos del MAG para la vacunación de las especies bovinas contra infecciones que pueda provocar el exceso de humedad en pastizales y el incremento de moscas dentro de los corrales, mencionó el ministro de la cartera de Estado, Enrique Parada.

“Nos queda el riesgo de que el ganado pueda enfermarse… para prevenir daños posteriores en la ganadería como Ministerio de Agricultura y Ganadería en los próximos días vamos a hacer una campaña de vacunación, vamos a vitaminar, vamos a desparasitar ganado, los vamos a vacunar contra ántrax y vamos a aplicar una dosis de vacuna triple para que nuestros ganaderos no estén en riesgo de perder cabezas de ganado”, reiteró el funcionario.

Otro de los rubros al cual también el ministerio brindará apoyo son a los productores de granos básicos que por las lluvias han perdido manzanas de cultivo en cantidades significativas con énfasis en sectores del oriente del país debido a las inundaciones y desbordamientos de ríos y quebradas.

La institución impulsará la entrega de paquetes agrícolas para humedales con el fin de aprovechar la producción en estas zonas que se vieron afectadas, así como manzanas de cultivo ubicadas en las cercanías de los embalses del río Lempa, añadió el ministro Enrique Parada.

“Cuando ha habido inundaciones quedan residuos de humedad en los suelos y es posible aprovecharlos produciendo granos como maíz o frijol y como gobierno vamos a promover que podamos sembrar en estas zonas, lo mismo con áreas cercanas a los embalses de las hidroeléctricas”, enfatizó.

Según el funcionario, las pérdidas en los cultivos no representan un riesgo significativo para la producción nacional, pero se tiene prevista una evaluación general por parte de técnicos de la entidad para cuantificar los daños dejados por las lluvias en El Salvador.