Arrestan a tres jefes de la MS-13 en México, donde asesinaron migrantes y se aliaron a carteles, según EEUU

Miembros de la policía y autoridades federales de EEUU anuncian cargos contra 17 miembros de la Mara Salvatrucha en San Franciscco, California, el 13 de marzo de 2020.
Miembros de la policía y autoridades federales de EEUU anuncian cargos contra 17 miembros de la Mara Salvatrucha en San Franciscco, California, el 13 de marzo de 2020.

Por: Redacción YSKL

Algunos de los cargos contra los miembros de la peligrosa pandilla salvadoreña podrían conllevar a la pena de muerte, dijo la fiscalía.

La fiscalía federal estadounidense anunció el jueves cargos contra más de una docena de presuntos jefes de la Mara Salvatrucha, a quienes acusó de dirigir actividades criminales incluyendo asesinatos en Estados Unidos, El Salvador o México, entre otros países, en las dos últimas décadas.

La acusación presentada por el Departamento de Justicia en el Distrito Este de Nueva York detalla los cargos contra los 13 acusados, como conspiración para extorsionar, conspiración para ofrecer u ocultar apoyo material a terroristas y conspiración narcoterrorista.

Cuatro de los supuestos líderes de la Mara Salvatrucha fueron expulsados de México y arrestados por el FBI en el Aeropuerto Intercontinental George Bush de Houston el miércoles, dijo el Departamento en un comunicado.

Estos enfrentan a cargos adicionales como conspiración para contrabando de personas con resultado de muerte y, si son declarados culpables, podrían ser sentenciados a pena de muerte, dijo la fiscalía.

Del resto de la lista cuatro están prófugos y el resto se cree que están arrestados en El Salvador a la espera de una posible extradición, agregó el comunicado.

Los 13 acusados forman parte de la estructura de mando de la pandilla y desempeñan importantes funciones de liderazgo en las operaciones internacionales de la organización, de acuerdo con el documento judicial.

Según la fiscalía, autorizaron y dirigieron actos violentos, incluidos varios asesinatos en Estados Unidos y México, entre otros lugares, como parte de un esfuerzo para expandir la influencia de la pandilla, también conocida como MS-13, y su control territorial.

En El Salvador, los supuestos líderes de la pandilla operaban campos de entrenamiento de estilo militar para armas de fuego y explosivos, agrega la acusación.

“Los acusados han participado activamente en muestras públicas de violencia para amenazar e intimidar a la población civil, para obtener y controlar territorios y manipular el proceso electoral en El Salvador”, afirmó el comunicado del Departamento de Justicia.

Se sospecha que la Mara Salvatrucha habría forjado alianzas con los carteles de la droga mexicanos y se dedica al narcotráfico, el contrabando y la extorsión de migrantes, secuestros y tráfico de armas, de acuerdo con la acusación.