Estados Unidos confía en que nuevas elecciones traigan paz a Bolivia

Punto

El subsecretario de estado adjunto en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, dijo el jueves que la Casa Blanca confía en que la realización de nuevas elecciones presidenciales ayuden a calmar la tensión política y social que ha mantenido a Bolivia en crisis desde el pasado mes de octubre.

Kevin O’Reilly, habló con la prensa por medio de una teleconferencia en la que leyó un comunicado en donde asegura que el gobierno estadounidense brinda su apoyo a la presidenta en transición, Jeanine Añez, para que se lleven a cabo las elecciones presidenciales a la brevedad posible.

Según O’Reilly, lo que ha llevado a Bolivia a la situación actual fue el «escándalo electoral» en el que, según denuncias de la OEA, se dieron irregularidades que permitieron que el expresidente Evo Morales se autoproclamara ganador y esto generara una ola de protestas y enfrentamientos entre opositores y seguidores del líder boliviano.

El funcionario hizo también un llamado a todas las partes involucradas para que condenen la retórica divisiva y la violencia que ha causado ya muertos en El Alto y en Cochabamba debido.

«Expresamos nuestras condolencias a las familias de todos los que han muerto en los disturbios civiles…las autoridades bolivianas tienen que asegurar que los que agreden a un ciudadano sin justificación debe enfrentar las consecuencias legales correspondientes», concluyó.

Con respecto a este punto, las fuerzas del orden público de Bolivia han sido denunciadas ante distintos organismos debido al uso de la fuerza con la que han actuado, dejando decenas de heridos y muertos.

Recientemente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha emitido un comunicado haciendo referencia a este punto.

«La CIDH expresa su enérgica condena al uso excesivo de la fuerza por parte de operaciones combinadas de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas para reprimir recientes manifestaciones en Bolivia”, reza parte del informe hecho por ese organismo.

Recientemente, en una entrevista exclusiva con la Voz de América, Kevin O’Reilly​ había dicho que Estados Unidos no contempla al expresidente Evo Morales en la vida política de Bolivia, como una alternativa a la paz, más bien, nuevos comicios con nuevos actores que permitan calmar las tensiones.