«No propondría ninguna de esas cosas, por más presiones internacionales que tenga». Bukele confirma: reformas constitucionales no contendrán matrimonio igualitario, aborto y eutanasia

Foto: cortesía
Foto: cortesía

Por: Redacción YSKL

Las reformas constitucionales que dan paso a la “muerte digna”, aborto cuando colisionen derechos de madre y bebé y composiciones distintas de matrimonio han sido vetadas de la propuesta que elaboró el Equipo Adhoc, según confirmó el Presidente Nayib Bukele.

En su cuenta de Facebook, el mandatario afirmó que las arengas contra estas tres nuevas disposiciones legales son producto de “rumores” que ha esparcido la oposición política porque temen “que desmonte el sistema de privilegios del que siempre han gozado”.

“Nada más alejado de la realidad. Ustedes me conocen desde hace muchos años y saben que no propondría ninguna de esas cosas, por más presiones internacionales que tenga […] para que no quede NINGUNA DUDA, NO PROPONER NINGÚN TIPO DE REFORMA a NINGÚN ARTÍCULO que tenga que ver con el DERECHO A LA VIDA (desde el momento de la concepción), con el matrimonio (manteniendo únicamente el diseño original, UN HOMBRE Y UNA MUJER) o con la eutanasia”, aseguró Bukele.

Félix Ulloa: Cláusulas Pétreas de la Constitución pueden reformarse, y el precedente lo sentó la Sala de lo Constitucional

El gobernante puntualizó que, aunque no participó en la creación del proyecto, será estudiado, consultado y modificado, antes de enviarlo a la Asamblea Legislativa.

“La campaña es fuerte e incluso alguna gente buena, que tal vez se preocupa de verdad, cayó presa de los engaños y ha dicho que si bien la propuesta no incluye y ni siquiera menciona esos temas, si pudiera prestarse a interpretaciones en un futuro y abrir la puerta para su adopción”, expuso.

Finalmente, Bukele dijo que el derecho al agua, aire limpio, educación de calidad, salud, vivienda, acceso a internet, inclusión financiera, alimentación, salario justo y pensión digna, sí revistarán en los derechos fundamentales que contendrán en la Carta Magna.

“Una Constitución que obligue a cualquier Gobierno futuro a invertir en salud, educación, acceso a la tecnología, que proteja el medio ambiente, que limpie y mantenga limpios nuestros ríos y playas y a que no puedan destruir lo que queda de nuestros bosques. Una Constitución que permita la participación de la población en la toma de decisiones y que les dé verdaderos derechos políticos, algo que actualmente no tienen”, expuso.