EE.UU. Ordena un aproximado de 600 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 de la Farmacéutica Estadounidense Pfizer y la Alemana BioNTech

Estados Unidos acordó pagar $ 1.95 mil millones de dólares por 100 millones de dosis de la vacuna contra el COVID desarrollada por la Farmacéutica Pfizer Inc. y BioNTech SE, para controlar y combatir la pandemia, el pago según el sitio web Bloomberg se hará cuando las compañías entreguen las dosis, luego de una autorización dada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA). Según el sitio web el gobierno Estadounidense también podrá adquirir hasta 500 millones de dosis adicionales.

La farmacéutica Estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech confirmaron a principios del mes de julio que los resultados en las pruebas de su vacuna experimental contra COVID-19 son alentadores a pesar de algunos efectos secundarios leves como síntomas de fiebre y problemas para dormir, que se dieron en 6 de los 45 pacientes tratados con la vacuna en la fase de prueba experimental.

La Primera Fase de prueba se llevará a cabo en la capital Argentina, en donde seleccionaran un centro asistencial para probar la vacuna experimental BNT162b1 «es capaz de generar una respuesta de anticuerpos neutralizantes en humanos a niveles mayores o iguales a los observados en sueros convalecientes, y lo hace a dosis relativamente bajas», dijo Ugur Sahin, director ejecutivo de BioNTech, citado en un comunicado de ambas compañías en Washington.
La nación Suramericana fue seleccionada por un proyecto impulsado por las multinacionales BioNTech-Pfizer, anunciado el 10 de julio por el presidente Argentino Alberto Fernández.

«Argentina es el único país de la región donde se llevará a cabo una de las fases de prueba para una posible vacuna contra el COVID-19», escribió Fernández en su cuenta de Twitter.

Estados Unidos también habría firmado otros acuerdos con Johnson & Johnson y con la Universidad de Oxford y AstraZeneca Plc. Quienes están desarrollando otra vacuna que también ha tenido buenos resultados.

Los acuerdos estadounidenses han avivado la preocupación de que otros países del mundo, con menos recursos económicos, que esperan no quedarse fuera o atrás. Otros países Europeos con mayor poder adquisitivo, como el Reino Unido, Alemania también han asegurado acuerdos con las farmacéuticas.

La vacuna de la farmacéutica Pfizer estaría disponible para el pueblo estadounidense de forma gratuita, según el gobierno. Los movimientos de los Estados Unidos son parte de una iniciativa más grande para asegurar las vacunas contra el coronavirus para los EE. UU., Oficialmente denominada Operation Warp Speed.

«La expansión de la cartera diversa de Operation Warp Speed al agregar una vacuna de Pfizer y BioNTech aumenta las probabilidades de que tengamos una vacuna segura y efectiva tan pronto como finalice este año», dijo el secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, en un comunicado.