Noé da nombres de políticos que negociaron apoyos para elecciones 2014.

Punto

El Juzgado Especializado de Sentencia “A” de San Salvador continúo por quinto día la vista pública contra 425 presuntos pandilleros, ligados al caso denominado “Operación Cuscatlán”.

La Fiscalía General de la República (FGR) acusa a la agrupación de nueve casos de proposición y conspiración en el delito de homicidio agravado, tres casos de homicidio agravado, tráfico de armas, organizaciones terroristas y agrupaciones ilícitas.

Este día siguió declarando el testigo con criterio de oportunidad “Noé”, quien narró que desde el 2004 la pandilla a la que pertenecía había sufrido cambios, para organizarse de una mejor menara, por lo tanto crear la primera “ranfla” de la pandilla, la cual posteriormente fue conocida como la “ranfla histórica”, debido a que pertenecían la mayoría de los fundadores de la pandilla.

Esta ranfla la componían los pandilleros Borromeo Enrique Henríquez Solórzano, Saúl Antonio Turcios, Eduardo Erazo Nolasco, Hugo Armando Hernández, Leonel Alexander Gonzales Leonardo, Ricardo Díaz, Jorge Chacón, David Alexander de León, entre otros.

Esta estructura, según Noé, fue la que organizó reuniones con políticos de los partidos ARENA y FMLN, para buscar los apoyos presidenciales para las elecciones del 2014.

Para llevar a cabo este fin, los pandilleros se contactaron con dirigentes de ambos institutos políticos, a través de Raúl Mijango, Paolo Lüers, Rodolfo Castillo y Monseñor Fabio Colindres. Quienes utilizaban comunicación como wilas y celulares para trasladar órdenes entre pandilleros recluidos en centros penales hacia afuera.

En tres ocasiones las pandillas lograron interlocutar con el ahora alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, según Noé, para que lo apoyaran en las elecciones de Diputados y Alcaldes de 2015; aseguró al juez que el tricolor entregó $68 mil dólares, 15 días antes de los comicios. “eran 34 fajos de 2 mil dólares y 1 fajo de mil”, dijo.

También mencionó que de cara a las elecciones de las 2015, Muyshondt negoció “cosas personales y para el partido”. La reunión a la que encabezó Raúl Mijango, logró que las pandillas aseguraran votos para ganar más diputados en la Asamblea Legislativa.

El ahora presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano ofreció a las pandillas dinero en efectivo a cambio de que la estructura votara por él en las elecciones presidenciales del 2014: Noé contó que asistieron “el Snyper”, “el chivo de centrales y “el cisco” de Santa Tecla, además de Mijango y el periodista Paolo Lüers.

Según Noé, Quijano les dijo que los spots que promovía en campaña contra las maras, “sólo eran una cortina política», pero que sus planes eran otros y que iba a cambiar los tipos de spots. Por otra parte, el entonces Alcalde de San Salvador, buscaba entregar 1 millón a las pandillas para que lo apoyaran.

Reuniones con el partido de gobierno

Ocho reuniones se concretaron los terroristas con el Gobierno de Mauricio Funes (2009-2014). Noé relató que se había pactado que reducir los homicidios y otros delitos, para “que vieran” que los mediadores tenían el control, pero a cambio de esto se iban a realizar 15 traslados e introducción de teléfonos a los penales para “unificar a toda la pandilla”, de acuerdo con lo que reculó, también participaba Mijango, esta vez de “mediador de beneficios”.

El criteriado contó que el principal contacto con el Gobierno del ex presidente Salvador Sánchez Cerén, era el ex ministro de gobernación, Arístides Valencia, quien en Enero de 2016, se reunió en la Iglesia Anglicana de Soyapango, junto al Obispo Martín Barahona y un pandillero de apodo “wilson”, donde trataron la idea de “sacar por lo menos 10 ranfleros del Penal de Zacatecoluca a otros penales de menor seguridad”, al final esta petición no se logró.

Asimismo, declaró que en una de las reuniones con Valencia, les ofreció a las pandillas capacitación para sus miembros, para que ellos pudieran establecer sus empresas y negocios, como maquilas, zapaterías, venta de ropa, entre otros y que con ellos pudieran obtener una ganancia de 100 millones de dólares en dos años, a cambio de que ellos dejaran de estar extorsionando a los negocios.

Mijango se volvió incómodo para la pandilla.

La MS cuestionó las decisiones de Mijango por el manejo de las negociaciones, Noé aseguró que al obtener cerca de $225,000 dólares tanto para la mara y la misma cantidad para la pandilla 18, el ex diputado del FMLN “presionó”, para que los terroristas no votaran por ningún candidato si no era “lo que él decidiera”.

Mijango y Lüers manejaron por un breve momento el dinero que ingresaba por favores políticos; los dos mediadores dijeron que «ARENA estaba dispuesta a tener más diputados a toda costa».

Ambos recibían cada vez más dinero en los años 2013 al 2016, “él hacía su negocio aparte y siempre obtenía dinero de los partidos como pago por mediar con las pandillas”.

El testigo asegura que ese dinero no llegó completo a las pandillas porque Mijango y Lüers se quedaron con parte de él, y los dos les dieron el argumento «Nosotros también tenemos que comer».

En la declaración de Noé consta que el FMLN, les realizó seis entregas de dinero para las elecciones del 2014, siendo la primera de 25 mil dólares, 24 mil 500 dólares, 35 mil dólares, 25 mil dólares, 5 mil dólares, 35 mil dólares y 7 mil dólares.

Además, manifestó que ARENA les entregó dinero para las elecciones del 2015, incluso explicó que fue a él a quien Ernesto Muyshondt le entregó 69 mil dólares a cambio de votos.

Testigo revela que ARENA y FMLN hicieron varios pagos a las pandillas en la tregua.