Sala “revive” Decreto legislativo de Estado de Emergencia y suspende el Ejecutivo 19

Más Opciones al mejor precio. EPA

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema (CSJ) decidió suspender la vigencia del Decreto Ejecutivo 19.

El promotor de la demanda, colocó a este tribunal un reparo por “vicios de forma”, del Decreto Ejecutivo n° 18, de 16 de mayo de 2020, que contiene el Estado de Emergencia Nacional de la Pandemia por COVID-19 y la supuesta violación de los artículos 131 ordinal 5° y 142 de la Constitución de la República.

No obstante el Gobierno emitió el acuerdo número 19, que incluye la declaratoria de un Estado de Emergencia, similar al aprobado por la Asamblea Legislativa, el pasado 14 de marzo; basado en su mayor parte, en el artículo 24 de la Ley de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres.

El máximo tribunal constitucional consideró que “tiene la competencia constitucional y legal para decretar por iniciativa propia las medidas cautelares que sean necesarias a fin de procurar la eficacia del proceso de inconstitucionalidad”.

Y añade que puede “revocarlas o modificarlas” cuando exista un cambio relevante de las circunstancias.

“En este caso, la apariencia de buen derecho está sustentada en la probabilidad razonable de que el Decreto n° 19 constituya un mecanismo normativo para evitar el contenido de la decisión tomada mediante la admisión de 18 de mayo de 2020”, reza parte del pronunciamiento.

Por ende la Sala decretó una medida cautelar en el sentido que se suspende provisionalmente la vigencia del Decreto Ejecutivo número 19, mientras dure la tramitación del proceso.

“Se hace un llamado para que la Asamblea Legislativa y el Órgano Ejecutivo asuman con prontitud sus deberes y las demás competencias que la Constitución les atribuye, particularmente en relación con la protección de los derechos fundamentales”.

Además, en un hecho inusual los Magistrados “Reviven” el Decreto de Estado de Emergencia por la Pandemia COVID-19, aprobada por el Congreso, y los efectos subsiguientes hasta el 29 de mayo de 2020.

“Salvo que antes se cuente con una nueva ley, el Órgano Ejecutivo y la Asamblea Legislativa deben cumplir sus obligaciones constitucionales, procurando los consensos necesarios para la creación de una normativa que garantice los derechos fundamentales de los habitantes en esta pandemia”.

Además, hicieron un llamado al Gobierno que no le corresponde afrontar una pandemia, sino solo, y en el marco de sus competencias, controlar que en el combate a ella se respete el Estado de Derecho y, a la vez, se tutelen o protejan los derechos fundamentales que posee toda la población (art. 2 inc. 1° y 65 Cn.)”.