Dos funcionarios del FMLN avalaron traslados de pandillas según Noé.

Punto

Hoy se cumplen doce días, que el testigo criteriado con clave Noé, declara en la Operación Cuscatlán, la cual se están imputando a 427 miembros de la MS-13 en el Juzgado Especializado de Sentencia A de San Salvador.

Noé reveló que en el 2015, miembros de la mara MS-13 y de la pandilla 18 enviaron una petición a dos ex funcionarios del gobierno del FMLN para hacer traslados de pandilleros de alta peligrosidad a centros penales de menor rigurosidad.

Noé da nombres de políticos que negociaron apoyos para elecciones 2014.

“Él (Noé) decía que hicieron una petición tanto los miembros de la pandilla 18 como de la MS, fue un acuerdo al que llegaron, después que se dieron unos traslados de los pandilleros ‘Chory’ y ‘payaso de la 18’ al Centro Penal de Zacatecoluca; posteriormente sostienen los pandilleros de la 18 y MS una conversación telefónica y acuerdan hacerle peticiones a los funcionarios de gobierno que fungían en ese momento”, explicó la fiscal del caso.

FMLN se desvincula de la declaración de Noé.

Se tratan de los ex Ministros de Justicia y Seguridad, Benito Lara; y de Gobernación Arístides Valencia, quienes gestionaron la solicitud de las pandillas, para que Centros Penales trasladara a los dos terroristas, porque en el que se encontraban existían miembros de la pandilla contraria; el testigo afirmó que ambos funcionarios accedieron.

Douglas Velásquez (a) payaso y Julio Reyes (a) chory, fueron enviados a máxima seguridad de Zacatecoluca, a cambio de otros dos pandilleros –de los cuales no fue brindada la identidad-, a otros recintos con menores medidas de control.

Los fiscales del caso no quisieron brindar más declaraciones, ya que el respectivo juez; quien les ha solicitado que “se ordenen con sus ideas al momento de preguntar”, ya que están interrogando al testigo con temas que anteriormente se hablaron en Sala de audiencias, dijo el juez.

A los más de 400 miembros de pandillas se les vinculan los delitos como: organizaciones terroristas, agrupaciones ilícitas y proposición y conspiración en el delito de homicidio Agravado, entre otros.

Noé reveló que MS pagó «clases de tiro» en un polígono de tiro militar.