Congresistas republicanos envían carta al Presidente externando «preocupación por el alejamiento del estado de derecho y normas democráticas» de El Salvador

Un grupo que forma parte de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos, enviaron una nota este jueves a la Presidencia salvadoreña mostrando su preocupación por el “alejamiento lento pero seguro del estado de derecho y las normas de la democracia que nuestro hemisferio ha luchado por tanto por preservar”.

La misiva, firmada por los republicanos David P. Joice, Mario Díaz Balart, Brian Fitzpatrick, Francis Rooney, Alex X. Mooney y Rodney Davis, hace hincapié en los reportes de organizaciones y medios de investigación que hacen alusión a la militarización de la Asamblea Legislativa, el 9 de febrero, y “los esfuerzos en socavar” las últimas resoluciones de la Sala de lo Constitucional, relativas a la forma en que el Ejecutivo ha conducido la gestión de la pandemia por el COVID-19.

También externaron reparos en los «ataques arbitrarios» a una empresa subsidiaria estadounidense, «allanando sus instalaciones e interrumpiendo sus operaciones», refiriéndose a INTRATEXT S.A. de C.V. que fue señalada de evadir $5.3 millones en impuestos. Dicha firma, se encuentra radicada en Miami, Estados Unidos. 

“También nos preocupan los informes de que el gobierno de El Salvador podría legitimar a la MS-13, la pandilla más grande y peligrosa de Estados Unidos, al participar en un proceso de negociación arriesgado que podría empoderar aún más a esta organización criminal”, añade parte del escrito.

Sobre este último tema, le recuerdan al Presidente Nayib Bukele que la organización criminal «ha aterrorizado los Estados Unidos con crímenes brutales y violentos».  

“Como miembros del Congreso”, agregan los legisladores, “nos complace financiar los departamentos y programas que trabajan a diario para promover los valores”, pero estos, no deben contrariar “la adhesión al estado de derecho y el respeto por los derechos humanos en las Américas”.

Los legisladores extrapolaron la situación de El Salvador, con países como Cuba, Nicaragua y Venezuela. “Nuestro compromiso con la libertad y las instituciones democráticas en las Américas es inquebrantable, por lo que nos oponemos firmemente a las dictaduras que actualmente gobiernan” estos países, reza parte del pronunciamiento.

Además citaron preocupaciones emanadas de la Corporación Reto del Milenio, que ha otorgado dos compactos a El Salvador, para el desarrollo de infraestructura y crecimiento social.

A pesar de ello, recordaron que El Salvador ha mostrado un «fuerte compromiso» del fortalecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y El Salvador, y su papel que ha mostrado en la Organización de Estados Americanos. 

“Esperamos sinceramente que esta importante tradición continúe en beneficio de los estadounidenses, salvadoreños y ciudadanos de las naciones vecinas de la región”, termina la carta, que fue dirigida a Bukele.

Esta se convierte en la primera correspondencia que envían autoridades del partido Republicano a Bukele en materia de política interna. En otras ocasiones, las misivas han sido enviadas por parte de entidades y congresistas alineados al partido demócrata, principal opositor del Presidente de los Estados Unidos Donald J. Trump, con quien comparte una simpatía con el mandatario salvadoreño.